martes, 7 de febrero de 2012

Pequeño poema lingüístico

Por Grace Gálvez Núñez


Quisiera hablar todas las lenguas
para comunicarle al mundo un mensaje de paz.

Empezaría con el shipibo, el asháninka y el awajún
y no terminaría nunca.

Quisiera hablar iquito, ese eja y taushiro
quisiera hablar con Amadeo para que me cuente de su pueblo
y me narre sus historias guerreras

usando su propia gramática
y captar la semántica de una lengua que se va.

Quisiera hablar cholón e invocar a los antiguos

quisiera volver al pasado y dejar establecido el protoquechua
para que no se generen más controversias
y para avanzar

uniéndonos científicos, lingüistas, comunidades: personas.

Quisiera hablar mochica
y contarle a mis hermanos costeños historias marineras

y luego cauqui y jacaru
para ir a Tupe, a Aiza y a los pueblos más alejados
y decirles a los niños
la importancia de mantener la tradición.

Quisiera ir por el mundo, políglota,

sin evangelizar
sin manipular

tan sólo para llevarles a todos
un humilde mensaje de paz

de integración
de integridad

Respetemos la biodiversidad
el plurilingüismo
la multiculturalidad

6 comentarios:

  1. Felicitaciones, se lo voy a compartir a los 25 egresados de la UCSS del programa bilingüe en Atalaya y que ahora están en Lima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, José Antonio, me alegra mucho.
      Gracias también por leer el Blog.
      Recibe mis más cordiales saludos.

      Eliminar
  2. Luis Ángel Bejarano7 de febrero de 2012, 11:56

    ¡Grace, sacaste ese poema! :D Qué lindo te quedó. ¡Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  3. Este es un poema que no solo es bonito y lindo por su concepto y mensaje, sino que es un poema que nos llama a la reflexión respecto a una sociedad extremadamente discriminadora y racista como la peruana, la misma que piensa (pesimamente por cierto) que lo mejor está en el extranjero.
    Grace, eres una poeta espectacular, una persona que no solo quiere el bien común de todos, sino que quiere que todos tengamos esa sensibilidad, sensibilidad que este país adolece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Miguel Angel. Es usted muy halagador.

      Eliminar