jueves, 18 de agosto de 2011

Eliminan letras, pero las siguen usando

La Asociación de Academias de la Lengua Española (AALE), decidió excluir del abecedario los dígrafos ch y ll, en las nuevas normas de ortografía aprobadas en 2010 y que sustituyen a las de 1999.

Una experta en la materia, Nuria Gregori Torada, directora del Instituto de Literatura y Lingüística "José A. Portuondo Valdor", explicó a la AIN que son dos letras que se unen y que representan un solo fonema, la C y la H.

La H es muda en español y solo cuando se une a la C “suena”, mientras la L doble, “elle” en la mayoría de los países hispanohablantes, se pronuncia como la “Y “.

Por esa razón, el abecedario del español quedó reducido a 27 letras, como lo era hasta 1803, cuando no aparecía ninguna de las dos.

Su eliminación como letras del alfabeto no supone, en modo alguno, que desaparezcan del sistema gráfico del español, como tampoco lo hicieron nunca los otros dígrafos del español GU, QU, RR.

Las principales novedades de la nueva Ortografía (OLE 2010), incluyen la proposición de un solo nombre para cada letra del abecedario español, algunas de las cuales tienen varios con tradición y vigencia en la vasta comunidad hispano hablante.

Desde luego, no se prohíbe que cada hablante o país utilice el nombre al que está acostumbrado y que no quiere desprenderse de él: la y es "ye"; la b “be”, la v “uve”, la w “doble uve”.

Pero no es un obstáculo para que las personas sigan su costumbre de denominarlas: y “griega”, “labial”, “alta”, “de burro”, v “labiodental”, “chiquita” “de vaca”, “doble ve”, y “ve doble” En los libros de textos aparecerá uno solo y así se enseñará.

Igualmente, la sustitución, por grafías propias, de la "q" etimológica con valor fónico independiente en aquellos extranjerismos y latinismos plenamente adaptados al español, entre ellos quórum, que será cuórum.

Si se aplica la misma norma para los nombres comunes, los especialistas recomiendan emplear con preferencia las grafías Catar e Irak para las denominaciones de esos dos países árabes, mejor que Qatar e Iraq, porque son traducciones árabes, ajenas al sistema ortográfico del español.

La tilde la suprimieron en palabras con diptongos o triptongos ortográficos, como guion, truhan, y en el adverbio solo.

Asimismo, en casos de posible ambigüedad y los pronombres demostrativos este, ese y aquel, y en la conjunción disyuntiva ”o” escrita entre cifras. ¿Quieres té o café?

Las novedosas regulaciones contemplan también los prefijos, entre ellos el ex, que en adelante se escribirá unido a la palabra base como los restantes, y no separado por guión: exmarido, expresidenta, anticancerígeno y antirrobo.

Deben escribirse con letra cursiva: quórom, ballet y post mortem, cuando son empleados palabras o expresiones de otras lenguas, sin adaptar al español, al margen de que procedan de lenguas vivas extranjeras (extranjerismos) o de expresiones latinas (latinismos).

La AALE está integrada por la Real Academia Española (1713) y 21 instituciones correspondientes nacionales de Hispanoamérica, Filipinas y Estados Unidos.

La primera hispanoamericana fue la Colombiana (1871) y le siguió la Cubana en 1926.

Sus primeros director y vicedirector fueron Enrique José Varona y Fernando Ortiz. En 1973 se creó la Academia Norteamericana de la Lengua Española, debido a que el español es hoy, después del inglés, la lengua más hablada en ese país.

1 comentario:

  1. TIENEN QUE CONOCER LA FONETICA ESPAÑOLA O CASTELLANA PARA VER SI SON FONEMAS

    ResponderEliminar